5 falsos mitos sobre la salud que hemos escuchado toda la vida

Mantenerse saludable durante el verano y las vacaciones
27 junio, 2022

Hay teorías que llegan para quedarse: vídeos que se hacen virales en redes sociales y que cuentan algún nuevo “descubrimiento” sobre un tema relacionado con la salud, modas sobre estilos de vida que se ponen en práctica sin demasiado conocimiento, o teorías que siempre se han dicho y que, con los años y la investigación, se han desmentido.  

Hoy repasamos algunos de los falsos mitos que hemos escuchado en muchas ocasiones y que deberíamos empezar a olvidar.  

Saltarse el desayuno ayuda a bajar de peso.  

Sobre el desayuno hemos escuchado miles de teorías: que se trata de la comida más importante del día, que a primera hora del día puedes comer lo que quieras porque lo acabarás quemando o, por el contrario, que si te lo saltas adelgazarás.  

Tras muchas investigaciones, los expertos han llegado a una conclusión: si estás tratando de perder peso, ni saltarte el desayuno ni consumirlo ayudará al proceso.  

Desayunar es un chute de energía para aquellos que se levantan con hambre, pero aquellos que admiten que por las mañanas no son capaces de probar bocado no tienen fustigarse: comer a primera hora es una opción, no una obligación.  

El huevo es malo para el colesterol. 

El huevo es uno de los alimentos que más se han castigado debido a que su yema es rica en colesterol. Sin embargo, junto a una dieta equilibrada, es una fuente de proteínas y vitaminas muy poderosa.  

Comer pan no es saludable.  

Siempre y cuando se haga un consumo responsable, el pan no es perjudicial para la salud. Lo importante es vigilar las raciones, ya que 2 rebanadas de 40 gramos tienen alrededor de 100 kcal, y acompañarlas con alimentos saludables.   

Cuanto más se suda más grasa se quema.  

Cuando hacemos deporte y sudamos nuestro cuerpo no pierde grasa, sino mucha agua y sales minerales que se recuperan hidratándose y alimentándose una vez acabado el ejercicio.  

Quien hace ejercicio puede comer y beber lo que quiera  

Que la actividad física es imprescindible para mantener un estilo de vida saludable es innegable.  

Sin embargo, que el ejercicio nos haga perder calorías no nos da la libertad de tomar comida basura o de abusar de refrescos y bebidas alcohólicas. Lo cierto es que una alimentación no saludable tendrá consecuencias sobre nuestra salud difícilmente compensables con la práctica de ejercicio físico. 

Antes de llevar a cabo cualquier teoría o moda que escuches en redes sociales o por el boca a boca, trata de informarte. Recuerda que tu médico siempre podrá resolverte las dudas que te surjan.   
 

Equipo de Chip Card   

comunicacion@chipcard-salud.es  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *